Todo lo que debes saber para MIGRAR a otro país

Son tiempos de globalización y somos millenials! todo está al alcance de un click y definitivamente queremos ver el mundo. Es fácil encontrar información en Internet que nos ayude a buscar oportunidades, ya sea por motivos de estudio, trabajo o como la gran mayoría de nosotros, en busca de una mejor calidad de vida que la que nuestro país actual nos ofrece. Cada nación es distinta así como cada persona, si estás pensando en salir de tu país de forma temporal o permanente aquí te traigo unos tips y consejos que te pueden servir para iniciar tu travesía hacia el extranjero.

Infórmate y sé coherente con tus posibilidades.

Empiezo con mi consejo más importante! para migrar a otro país no hace falta ser un genio, un prodigioso artista ni un multimillonario de negocios, pero sí se necesita ser una persona informada, digo, si dentro de tu planes no has puesto cosas como ir a la cárcel o ser deportado. Viajar a cualquier país y quedarte como inmigrante ilegal es un riesgo que no vale la pena tomar, por lo que puedes sentarte en tu computadora y revisar los planes migratorios de cada país.

Cuando vas de ilegal a otro país te expones a ti mismo, recibes un trato indigno y estás manchando la reputación de tus compatriotas y de tu país, así que no lo recomiendo.

 Los que la tienen más fácil para migrar son las personas en edad de trabajo (18 a 60 años), personas con estudios profesionales, profesores con muchos certificados, estudiantes y aquellos que cuenten con un valioso número de años de experiencia en algún área concreta como la construcción o la agricultura. Primero identifica ¿En cuál de estos grupos te encuentras? y luego busca sí tu país de interés tiene algún programa de migración para esta categoría. Algunos países como Canadá y Nueva Zelanda tienen diferentes categorías migratorias que los hacen accesibles a todo tipo de personas que quieran ir a hacer su nueva vida ahí. Al final de este post te dejo una lista de los países más sencillos para migrar y que páginas visitar.

¿Cómo estás en tema de formación académica?

Es mucho más fácil considerar la migración cuando tienes un título universitario de una institución reconocida en la escena internacional, pero no es obligatorio. Incluso teniendo cursos de algún instituto local de tu ciudad puedes pensar en la migración, lo más importante es que estés consciente de cuales son las profesiones que está necesitando el país al que deseas ir. Las profesiones más populares a nivel mundo que permiten migrar a través del empleo son:

  1. Tecnología y ciencias de computación
  2. Ingeniería civil, eléctrica, ambiental
  3. El diseño y las artes digitales
  4. Mercadeo y administración
  5. Culinaria y bartenders
  6. Docencia en idiomas

Una vez tengas algún tipo de formación en aquellas áreas súper apetecidas, puedes empezar a tramitar tu visado! aquí te dejo un artículo muy interesante sobre cómo preparar tu documentación.

Quizá te interesa: Trabajar como diseñadora e ilustradora en el exterior.

Entérate de cómo viven los extranjeros en el país al que vas.

Este punto es de mucho cuidado en especial si vas solo. Revisa cuál es la calidad de vida de los extranjeros que se van a dicho país, porque en algunos lugares aunque puedes hacer dinero y disfrutar de un bonito entorno los extranjeros pueden ser un foco de discriminación directa o indirecta. Esto es más importante de lo que creen.. porque en algún punto las cosas positivas se van a opacar rápidamente sí emocionalmente no consigues plenitud en este nuevo país y con el tiempo va a dificultar tu estabilidad. Busca que la comunidad sea estable, no es necesario que sea muy grande, sino que sean personas que pueden desenvolverse con naturalidad en la sociedad sin sufrir ningún tipo (o al menos no muy notorios) episodios de discriminación. Al principio es muy fácil pensar “no me importa lo que la gente crea de mi” pero al cabo terminaras en una situación emocional muy disconforme con tu nuevo país de residencia.

En mi experiencia, cuando me mudé a Japón, estaba tan feliz que a penas y notaba la conducta de las personas a mi alrededor pero cuando la emoción de la llegada se empezó a disipar comencé a notar que las personas evitaban sentarse a mi lado en el transporte público; evitaban hacerse en la misma tira de asientos que yo o sí el vagón de tren venía demasiado vacío trataban de juntarse en el espacio que hubiese mayor número de japoneses. Al principio traté de no darle importancia y de entender, la ciudad en la que estaba no era muy popular entre los extranjeros, pero al cabo de un tiempo me afligí tanto que llegué al punto de sentir vergüenza de subirme en transporte público.

Trata de conocer la cultura tanto como puedas.

Es emocionante ir a vivir a un lugar diferente pero que tampoco sea un aventón! Trata de conocer la cultura tanto como sea posible así podrás entender mas o menos la vida en este nuevo país y cómo puedes adaptarte a ella sin llevarte un estrellón tan fuerte por el cambio. En mi experiencia personal mi cambio fue de Colombia a Japón, por lo que es muy distinto a si emigras a países Europeos o a Estados Unidos donde todavía podrías conservar algo en común con la cultura. Conocí a personas cuyos primeros años en Japón fueron un infierno debido a que no acababan de enterarse de todo lo que la cultura implicaba. Todo esto siempre se puede evitar si entiendes aunque sea un poco los límites culturales y si vas a poder adaptarte a ello.

Un ejemplo de diferencias culturales es que, por ejemplo, en Japón no se dejan propinas, se considera descortés. En algunos países de Asia no te pueden empacar “para llevar” la comida que no te terminaste en tu plato en el restaurante. En algunos países también está mal visto ayudar a alguien sí se cae o tiene algún problema con alguna pertenencia muy pesada. En fin, hay muchas costumbres que quizá en nuestros países de origen son todo lo contrario, así que hay que tener cuidado y evitarnos un momento incomodo.

Prepárate para los altibajos emocionales y llénate de paciencia.

Enfrentarse a un proceso de migración por primera vez puede tornarse en una pesadilla si es que no tienes algún patrocinador en tu país de destino que lo haga por ti, como tú espos@ extranjer@. Cuando haces los trámites por trabajo, estudio, investigación, negocios o cualquier otra cosa debes llenarte de paciencia. La mayoría de personas fallan la solicitud de sus visas porque son demasiado apresurados y no revisan con detenimiento los documentos y lo que requieren. A veces puede ser agotador, frustrante, se convierte en algo que consume cada segundo de tu vida y es en lo único en lo que piensas, o de lo único que hablas… pero, no te preocupes. Todo pasará, y cuando te subas en ese avión rumbo a tu nueva vida te daras cuenta de que todo valió la pena.

La segunda cachetada emocional viene cuando ya pasó toda la angustía de lo legal y te enfrentas a la realidad de que, quizá en un largo tiempo, no verás a tu familia, amigos, renunciaras a la comida a la que estás acostumbrado, a tu gente y al clima. Y que cuando regreses, serás un turísta más que solo estará unos días, para partir de nuevo. Lo más importante es mantener la calma, si sientes que quieres llorar y desahogarte, esta bien, pero no te enfrasques en esos momentos duros. Aprovecha el tiempo que tengas con tu familia antes de partir o durante tus visitas y da lo mejor de ti para hacerlos sentir orgullosos aún en la distancia. Recuerda que la estabilidad emocional juega un papel importantísimo en la adaptación a un nuevo país.

Conocer el sistema de migración en tu país de destino es el mejor As!

A no ser de que tu nuevo visado o residencia esté sujeta a un matrimonio o a una nacionalidad heredada, siempre es bueno conocer el sistema migratorio de tu país de destino para estar un paso adelante. Existe un largo camino antes de llegar a la residencia permanente el cual se divide en pasos que consisten en usar apropiadamente los visados de corta estadía, visados de larga estadía, residencias temporales, permisos de trabajo y al final del camino están las residencias permanentes y en algunos casos la nacionalidad. Debes conocer las condiciones de cada una y cuando puedes hacer el upgrade de tu documento de permanencia actual. En algunas ocasiones por falta de información puedes llegar a perder la posibilidad de acceder a un visado más cómodo o que te acerque más a la residencia así que siempre mantente informado de las condiciones nuevas de cada año. Usualmente en algunos países debes hacer uso correcto de una visa durante 2 a 4 años para poder solicitar el siguiente estatus en ese nivel. Es decir, si tienes un visado de trabajo, al cabo de unos años siendo su portador, puedes pedir una residencia temporal si has sido un buen ciudadano. Así funcionan en la mayoría de casos los visados.

Por supuesto que está el bueno y muy deseado visado o residencia de estudiante. Siempre comento a quienes me preguntan que si tienen la oportunidad de apuntarse en cualquier curso que les patrocine un visado de estudiante, lo hagan! está es la mejor manera de entrar a un país. Ofrece un montón de beneficios y se puede hacer un upgrade de manera mucho más sencilla al visado de trabajo (el cual nos conduce a la residencia al cabo de unos pocos años). Conocer el sistema de migración del nuevo país te permite saber con antelación cuales son tus opciones en cuanto a renovación o solicitud de visados y que es lo que puedes hacer con cada uno.

El idioma sí importa!

Cuando migras a otro país, nuevamente, sin que sea por matrimonio o herencia de nacionalidad, es súper importante que manejes el idioma. Tu situación legal y laboral se verá beneficiada y si bien no es necesario que partas de tu hogar con extrema fluidez en el nuevo idioma es ideal que al menos seas capaz de hablar lo básico para hacerte entender en la vida diaria. Normalmente los países que tienen idiomas unicos de su territorio, es decir, que solo se hablan ahí, te aceptaran sí tienes un buen nivel de inglés, ahora sí que sea fluido ya que no solo lo ocuparías del diario, sino también para tu trabajo. No hablar el idioma puede traerte bastantes problemas por lo que si definitivamente partes de tu hogar sin saberlo, te recomendaría que al llegar a tu nuevo país ingreses a una academia para aprender a hablar, leer y escribir lo más pronto posible.

Estos son todos los consejos y tips que me quedan de mi propio proceso de migración a Japón. La idea es que si migras lo hagas honestamente y con la mayor cantidad de información posible. Espero que les sirvan mucho, si tienen alguna duda o sugerencia pueden dejarla en los comentarios.

Nos leemos luego.

— no crean que se me olvidó —

Los mejores países para emigrar de forma sencilla:

4 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s